Cómo corregir la postura

Encorvarse no es bonito:

los hombros se redondean, la altura se reduce visualmente, los pechos parecen caídos y el abdomen abultado. No es un gran problema, es sólo una cuestión de apariencia, pero la mala postura también es mala para la salud, ya que deforma los órganos internos y empeora los sistemas cardiovascular y respiratorio.

Hay muchas causas: congénitas, adquiridas, físicas y psicológicas. Pero no te preocupes, en la mayoría de los casos todo se puede corregir con ejercicios para encorvarse, incluso en casa.

Compruebe su columna vertebral

La prueba más fácil es colocarse contra una pared. Si hay un zócalo bajo la pared, colóquese en una puerta o busque otra opción. Apriétese contra una superficie vertical de manera que los talones, las pantorrillas, los glúteos, los omóplatos y la parte posterior de la cabeza la toquen al mismo tiempo.

Si puedes hacer esto y permanecer en esta posición durante al menos un minuto, no es demasiado crítico y todo lo que necesitas para corregir tu postura es hacer algunos ejercicios especiales y aprender a controlarte. Si no puede tocar una parte de su cuerpo o si le causa un dolor evidente, lo mejor es que acuda a un médico, quizá para que le haga una radiografía y le aplique un tratamiento especial para enderezar la columna vertebral.

¿Por qué se produce el encorvamiento y qué se puede hacer al respecto?

En esta sección no tocaremos las causas congénitas: si una persona tiene las piernas de diferente longitud, una estructura alterada de los discos intervertebrales o un desarrollo anormal de los músculos, los ejercicios no lo corregirán o serán demasiado específicos. Hablemos de una condición adquirida.

La infancia.

En los niños, la postura encorvada suele aparecer a la edad de 6-7 años, cuando la columna torácica aún se está formando. Se produce debido a las largas horas que se pasan con la tableta o el teléfono en la mano, cuando el niño se inclina hacia la pantalla, o cuando lleva una mochila pesada en un hombro.

Si esto pasa desapercibido, el niño puede desarrollar cifosis o escoliosis, pero a esta edad es fácilmente reversible: las articulaciones y las vértebras son flexibles y 20 minutos diarios de ejercicio son suficientes para fortalecer los músculos.

Sin embargo, a veces las razones son de naturaleza psicológica. De nada sirve gritar «¡No te encorves!» si la causa es el miedo, la inseguridad o la rigidez emocional. En tal caso, es mejor hacer gimnasia conjunta, o tratar las causas de la rigidez interna, para eliminar la encorvadura.

En la adolescencia

El cuerpo joven comienza a crecer rápidamente y, a veces, los huesos se desarrollan más rápido que los músculos. Por ello, merece la pena que tu hijo adolescente practique la natación o el deporte para ayudarle a conseguir una figura armoniosa.

A veces los niños se avergüenzan de su estatura y no pueden dejar de encorvarse, como si trataran de hacerse más pequeños. Esto se resuelve psicológicamente. El cuerpo sigue creciendo y, si se llega a tiempo, las cosas se pueden corregir.

En adultos.

El problema en este caso suele ser un estilo de vida sedentario o un trabajo en el que hay que agacharse sobre un escritorio, una máquina, utensilios, etc. ¿Cómo se puede corregir una espalda encorvada? Ejercicio, ejercicios especiales para la espalda encorvada y vigilancia constante.

Un hombre suele estar más cómodo haciendo ejercicio en el gimnasio, donde bombea los músculos para mantener la columna vertebral recta. Es más probable que una chica haga ejercicio en casa. Las mujeres son naturalmente más flexibles, les encanta el yoga y tratan de mantener su postura para que su estómago no se abulte y sus pechos se vean más atractivos.

En las personas mayores, los problemas de postura suelen producirse en un contexto de otras enfermedades de la columna vertebral o de los órganos internos, y en la mayoría de los casos se requiere un tratamiento general. Pero un calentamiento suave, estiramientos y ejercicios sencillos no estresantes pueden aliviar el dolor y permitirte enderezarte.

Alberto

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *